Plasma Rico en Plaquetas

Desde hace varios años se utiliza en la medicina ortopédica, odontológica, en la cirugía reconstructiva y ahora con resultados satisfactorios en la dermatología, la cicatrización de heridas y el rejuvenecimiento facial cosmético.

Estudios científicos recientes demuestran que el PRP puede suavizar y desvanecer cicatrices, reducir el daño solar y solucionar problemas de la piel por envejecimiento.

La terapia estimula el tejido poco a poco; por lo tanto, no hay resultados inmediatos. Los efectos se ven a medida que el tratamiento transcurre.

El PRP estimula la regeneración celular y la producción de nuevo tejido. El efecto de la reconstrucción de la piel dañada, dando como resultado su rejuvenecimiento.

En la cara, especialmente alrededor de los ojos, boca y nariz. Se aplica también en el cuello, zona del escote, dorso de las manos, y en cualquier parte del cuerpo donde se requiera darle a la piel un aspecto más joven y radiante.

En ocasiones usamos Ozono no sólo por ser un potente desinfectante, antibacteriano, antivírico y antimicótico; sino por su extraordinaria capacidad antioxidante que estimula la desintoxicación y porque ayuda a oxigenar y a regenerar su piel.

Actúa especialmente en el caso de los fumadores o de los que sufren un grave envejecimiento de la piel por excesiva exposición al sol.

Los pacientes pueden requerir entre 3 y 6 aplicaciones, dependiendo de su edad, estado nutricional y grado de envejecimiento cutáneo.

El paciente requiere estar en aceptables condiciones de salud, estudios de biometría hemática y plaquetas en rangos normales.

No son candidatos pacientes con enfermedades crónico-degenerativas descompensada y/o tratados con corticosteroides o medicamentos inmunosupresores.

Tiene un costo mucho menor que el de una cirugía estética pero sin los riesgos o complicaciones de la misma.

Una ventaja adicional es que esta Terapia regenera los tejidos de la piel, cosa que no hacen la cirugía, el botox o los implantes.